Viaje por la costa oeste de Estados Unidos parte 4

YOSEMITE NATIONAL PARK

Continuando con nuestro paseo por la costa oeste de EEUU sigo con esta cuarta parte que nos aleja un poco de la costa por dos días para adentrarnos en el país y visitar Yosemite National Park. Conseguir alojamiento dentro del parque es muy difícil, nosotros nos dormimos un poco y como es temporada alta por ser verano, nos tocó dormir en Chowchilla que es un pueblito a 1 hora y media de la entrada del parque. Lo ideal es conseguir dentro del parque o en el pueblo de Mariposa que es el que más cerca queda de la entrada occidental.

El primer día llegamos al parque más o menos a las 4 de la tarde, como les dije antes, los parques nacionales están abiertos 24 horas entonces es muy rico aprovechar los días largos del verano para ver la naturaleza. Lo que nosotros hicimos fue que el primer día subimos hasta Glacier Point que es un mirador con una vista hermosa sobre el Valle de Yosemite (Yosemite Valley) que es la atracción principal del parque. Desde este punto, al que se llega a través de un camino con bosques hermosos y que recomiendo totalmente para ver el atardecer, se ve perfectamente una de las formaciones rocosas más famosas del parque: el Medio Domo (Half Dome). Hay que revisar dependiendo de la época en que vayan porque este camino sólo está abierto en verano.
En este primer día, además de ver venados también tuvimos la oportunidad ed ver un osito buscando comida! fue muy lindo! yo nunca había visto un oso silvestre y me emocioné mucho.
Al día siguiente volvimos al parque madrugados para conocer el Valle de Yosemite. Aquí hay que hacer dos aclaraciones: la primera es que una de las atracciones más lindas del parque es Mariposa Grove, el lugar de los secuoyas gigantes que es muy famoso…Pues desafortunadamente para nosotros, le están haciendo mantenimiento y está cerrado hasta el 2017 así que no los pudimos ver (emoticón de corazón partido aquí). Y la segunda aclaración es que hay que tener en cuenta que de la portería sur del parque, al valle hay más o menos 1 hora, a 1 hora y 15 minutos manejando.

Hechas estas aclaraciones sigo con mi relato. Tengo que decir que Yosemite es un parque muy lindo pero que no recomiendo visitarlo en temporada alta como hicimos nosotros. Por un lado es excesivamente caliente, por el otro, la parte del valle se llena muchísimo, ¡muchísimo!, entonces los senderos están llenos de gente, el parqueadero no es fácil, no hay alojamiento, etc. Y finalmente, cuando está tan entrado el verano las cascadas tienen un torrente muy chiquito que las vuelve casi hilitos de agua, que es muy lindo pero que no se compara con las fotos que he visto de este lugar en primavera y otoño.

Nosotros visitamos la cascada Bridal Veil, que tiene un camino corto, apto para papás sesenteros, y también Yosemite falls. Paramos en una de las bahías a la orilla del río y caminamos hasta el río donde por fin estuvimos solos un ratico y aprovechamos para hacer un picnic con una vista muy linda sobre la roca del Capitán, otro de los famosos del parque.  Una cosa bacana que hicimos es que paramos en un Subway en el camino (en Mariposa o en Oakhurst hay) y nos compramos unos sanduches, papas y algo de tomar para hacer nuestro picnic, es la mejor forma de almorzar con una vista hermosa. Les juro que la gente pasaba y ¡¡¡nos miraba con envidia!!! jejejeje.

Esos fueron nuestros dos días en Yosemite.
Ah! un recomendadito de California, si están por ahí en la carretera y les gustan las hamburguesas, no dejen de probar In N Out, un clásico californiano que no se encuentra en ningín otro lugar y que es una delicia para los que somos fan de este maravilloso plato rápido.

038_VDF0036053_VDF0330IMG_4487Processed with VSCO with a6 preset040_VDF0108Processed with VSCO with a5 preset041_VDF0111042_VDF0133043_VDF0147045_VDF0183044_VDF0173039_VDF0038049_VDF0216Processed with VSCO with f2 presetProcessed with VSCO with f2 presetProcessed with VSCO with f2 preset050_VDF0229048_VDF0196047_VDF0188052_VDF0297

MONTEREY

Al día siguiente tomamos rumbo hacia el océano Pacífico de nuevo. Como era fin de semana los alojamientos estaban llenísimos y decidimos dormir en Monterey a pesar de que era más al norte de lo que habíamos programado.

Fue una circunstancia muy afortunada porque pudimos pasar la tarde en un lugar hermoso: una playa que se llama Asilomar State Beach.
Es muy rica para caminar, llena de rocas con piscinas de marea y a veces se ven focas y venaditos.
Decidimos comer cerca en Pacific Grove y escogimos un maravilloso lugar que se llama Red House Cafe. La comida por la noche fue exquisita y al día siguiente volvimos para el brunch (que es famosísimo) y estuvo igual de rico.
Pacific Grove es una ciudad vecina de Monterey que es muy linda y vale la pena caminarla por sus casas viejas y tiendas.

054_VDF0339055_VDF0345056_VDF0381057_VDF0391058_VDF0426IMG_4603059_VDF0455IMG_4701Processed with VSCO with a6 preset

BIG SUR – LOS ÁNGELES

Nuestro paseo costero nos llevó a la Carretera 1 de California, la que bordea la costa con una vista absolutamente espectacular de acantilados. Como en Oregón, hay muchos lugares para parar, aquí una lista de los que nosotros escogimos:

  1. Carmel by the sea es un pueblo costero hermoso, recomendado bajar por Ocean Drive de la autopista y tomar la el Scenic Road que va bordando las playas y es muy muy lindo.
  2. Queríamos parar en Garrapata State Park (Si, así se llama) pero estaba cerrado porque hubo un incendio gigante que después nos enteramos que duró durante días y destruyó casas y muchos bosques. : (
  3. Bixby Creek Bridge: un puente gigante sobre el que pasa la autopista 1.
  4. Julia Pfeiffer Burns State Park: Es un parque con un sendero en un acantilado que tiene una vista hermosa sobre una playa de mar azul brillante con una cascada. La historia del nombre del parque es muy linda y la cuentan unos cartelitos al final del sendero.
  5. Piedras Blancas elephant seal rookery: el lugar al que llegan los elefantes marinos. Huele mucho a pescado pero es divertido verlos acostados tomando el sol y peleando porque se tropiezan constantemente unos con otros.
  6. Hearst Castle: Esta parada estaba muy recomendada pero nos la saltamos porque nos faltaba mucho camino por recorrer. Es un castillo construído por William Hearst, un millonario del mundo de los periódicos que es gigante y tenía un zoológico personal, lo vimos en lo alto de una montaña y entre la niebla de la costa vimos algunas de las cebras que quedaron del zoológico.
  7. Moonstone Beach: Una playa recomendada pero que desafortunadamente cuando llegamos estaba muy nublado el clima y hacía muuuucho frío. Esa es la cosa co la costa de California. En un minuto puede haber sol y cielo azul y a los 5 minutos llega la neblina y el clima cambia completamente.
  8. Santa Bárbara: Una ciudad chiquita que vale la pena conocer, el centro es muy lindo y rico para caminar y la playa tiene un parque lineal muy bonito perfecto para un picnic que fue lo que nosotros hicimos.

Este recorrido lo hicimos en 2 días, parando un día a dormir en Morro Bay. No son muchos kilómetros de distancia pero es una manejada pesada porque la carretera es llena de curvas y no hay muchos lugares para parar y comer. Paramos en uno que se llama “Gorda” que fue terrible porque todo es carísimo y la atención es pésima. Al final sólo nos tomamos las bebidas y nos fuimos.

Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 preset060_VDF0480061_VDF0485062_VDF0499063_VDF0967064_VDF0974065_VDF0988066_VDF1005067_VDF1041068_VDF1047069_VDF1049070_VDF1085071_VDF1093Processed with VSCO with g3 preset072_VDF1104073_VDF1121

LOS ÁNGELES

Quiero empezar haciendo la advertencia de que LA no me gustó… Me pareció muy difícil la movilidad, el tráfico es insoportable, lo turístico es muy de plástico, y no es muy caminable, no se, yo soy de otro tipo de lugares. A mi ver casas de famosos y tiendas caras no me parece lo mejor del mundo.
Si, me faltó mucho por conocer, pero es una ciudad a la que no volvería. La parte de la playa es linda: Malibú con sus casas lujosas, Santa Mónica con su parque al lado del mar fue mi lugar preferido y tenía mucha intriga de conocer Venice Beach pero honestamente me pareció sucio, poco auténtico y como de un turismo muy burdo. No me gustó.

Si me gustó, y mucho, el Museo Getty que vale mucho la pena conocer.
Estoy abierta a que comenten aquí y me cuenten qué otras cosas hay en Los Ángeles que no sean tan turísticas y que valgan la pena, porque personalmente Beverly Hills, Rodeo Drive y Hollywood Boulevard no son el tipo de cosas que me gusta conocer a mi.

Con esta nota un poco amargona termino esta entrada de este viaje. Fue maravilloso y lo recomiendo a ojos cerrados, sobre todo si van con una compañía como la mía.
Espero que les haya servido para planear el suyo.

Processed with VSCO with kk1 preset

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Viaje por la costa oeste de Estados Unidos parte 3

NORTE DE CALIFORNIA Y SAN FRANCISCO

Seguimos nuestro camino por la costa de Oregon, que, como mencionaba en la publicación pasada, es como de película todo el camino, paramos, nos metimos por carreteras de un solo carril, yo tomé fotos, mi papá se fumó su pipa y en una de estas nos encontramos con el que sería el mejor almuerzo de todo el paseo: The Crazy Norwegian‘s en el pueblito de Port Orford. El lugar no tiene mucha pinta, es chiquito, con dibujitos en la fachada y manteles coloridos (a mi de entrada me encantó, mi mamá no estaba tan convencida) pero apenas uno entra se da cuenta de que es un lugar especial. Los fish and chips son de campeonato y ni qué decir de las tortas de cangrejo. Y para cerrar con broche de oro: el pie de coco con crema no tengo adjetivos para explicar lo bueno que era…sólo créanme y vayan por favor.

Seguimos nuestro camino por la 101 hasta pasar al estado de California y llegar a Crescent City, un pueblito chiquito pero que es especial porque allí está el Centro de Visitantes de mi lugar favorito de todo el paseo: Redwood National Park.
El Centro de Visitantes está abierto hasta las 5 pm como nosotros llegamos un poco tarde no pudimos entrar pero seguimos para el parque que si está abierto 24 horas.
El parque en realidad es un bosque de redwoods gigantes y centenarios con una carretera en la mitad…..Así que si uno no está atento, le puede pasar que sigue derecho y ve apenas la superficie del parque. Yo leí esto en internet y como llegamos tarde al Centro de Visitantes entramos a una zona de camping del parque y en la portería nos dieron este mapa que fue la salvaciónMapa Redwoods

Se debe demorar un poco para cargar porque está escaneado en alta resolución pero la idea es que lo puedan acercar y leer porque no se consigue en internet (¡de nada!). Lo importante a saber aquí es que cuando uno va hacia el sur por la 101 debe desviarse por la salida 765 a la derecha hacia Newton B Drury Parkway, en esta carretera hay bahías a ambos lados en las que uno puede parquear el carro y empezar a caminar por los senderos entre los árboles.

No hay palabras, ni cámaras que puedan transmitir lo que uno siente parado debajo de estos gigantes, ellos tienen su propio microclima, debajo de algunos llueve porque son tan altos que parece que las gotas de sus ramas vinieran del cielo, y en las raíces tienen colchones de helechos rechonchos que se benefician de la sombra de estos grandes.
Lo que más me gustó es que no hay gentíos ni despelotes, uno escoge su sendero y tiene todo un bosque como del período mesozoico para uno solo…Es un lugar de poder sin duda.
No se pierdan casi saliendo del parque la pradera en donde pastan los alces, nosotros vimos sólo hembras pero fue muy lindo verlos ahí como si fueran vaquitas.

Esa noche dormimos en un pueblo que se llama Eureka y que queda entre las dos ramas del parque.
Al día siguiente seguimos hacia el sur y tomamos la “Avenida de los gigantes” (Avenue of the giants), otra carretera alucinante rodeada de bosques de más de 500 años.
Aquí les dejo también el map escaneado en alta resolución para que lo puedan usar.

giants

Paramos a almorzar en un lugar en el que la pizza es deliciosa y la gente es muy buena onda que se llama Avenue Cafe.
Seguimos nuestro camino hacia el sur más que contentos con haber pasado por este parque tan lindo y llegamos a las 6 de la tarde a San Francisco. Como entramos por el Golden Gate, decidimos parar en Marin Headlands que es un lugar al lado del puente que tiene una vista hermosa sobre la bahía y la ciudad. Lleven chaqueta porque el viento corta aún en verano pero vale mucho la pena el mini desvío.

_VDF0716_VDF0723Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with g3 presetIMG_4163IMG_4154IMG_4140Processed with VSCO with a6 preset033_VDF0842Processed with VSCO with a5 preset_VDF0738032_VDF0789Processed with VSCO with f2 presetIMG_4243Processed with VSCO with a6 presetIMG_4259_VDF0899035_VDF0904

SAN FRANCISCO

Antes de empezar con San Francisco tengo que hacer la aclaración de que los 3 participantes de este viaje ya habíamos venido a esta ciudad, entonces en esta ocasión nos dedicamos sólo a visitar lugares favoritos y a conocer secretos más locales y menos turísticos. Si me preguntaran de lo turístico de San Francisco, que hice cuando vine pa primera vez,  yo recomendaría:
Pasar el Golden Gate en bicicleta (se alquila en el embarcadero) e ir a Sauzalito a almorzar y volver a cruzar en ferry.
Visitar la Academia de ciencias de California y el de Young Museum que queda al frente.
Visitar Muir Woods en las afueras (otro bosque de redwoods en donde se filmó la parte de los Eewoks de la Guerra de las Galaxias…..si…soy nerd).
Visitar Japan Centre.
Caminar por el barrio chino.
Darse una pasada por los barrios: Pacific Heights y Hayes Valley (buenos restaurantes y tiendas).
Caminar por el Castro District (el barrio donde empezó todo el activismo gay) y por Haight Ashbury (el barrio hippie por excelencia).

En este viaje empezamos nuestro camino con un desayuno en un lugar maravilloso que se llama Plow, queda en un barrio lejos del centro que se llama Potrero Hill pero es tan rico que vale la pena pegarse la rodadita; al igual que con el de Portland hay que tratar de llegar temprano porque la fila puede ser de horas.

Después del desayuno pasamos por el Ferry Building Marketplace que es un mercado a la orilla de la bahía, muy turístico pero muy lindo y vale mucho la pena ir a caminar por las tienditas y a comerse una ostra fresca.
Un lugar favorito de todos nosotros y que todos queríamos volver era el Golden Gate park, un parque precioso que desemboca en la playa y en donde quedan la Academia de Ciencias y el de Young Museum. En este último había una exposición de Ed Ruscha (un artista muy representativo de la costa oeste) que vale mucho la pena ver.
En este parque también caminamos un poco y visitamos el conservatorio, que, a pesar de que es menos lindo que el de Volunteer Park en Seattle, tiene una parte de lotos y plantas carnívoras muy bonita.

Estuvimos también en el Museo de Arte Moderno de San Francisco que está recién re-inaugurado y que vale muchísimo la pena. Nos tocaron muchas exposiciones lindas y el edificio solo es una obra de arte.

Visitamos otro lugar muy lindo que queda en la zona industrial de San Francisco. Un vivero / café que se llama Flora Grubb. Es uno de esos lugares en los que uno quisiera vivir.

A petición mía, la última tarde la pasamos caminando por el barrio Mission Dolores que es mi favorito de la ciudad. La calle Valencia está llena de tiendas y lugares bonitos (mi tienda favorita se llama The Paxton Gate que es como de curiosidades de la naturaleza) y apenas a dos cuadras queda el Dolores Park que es un sitio increíble para descansar, ver gente, comer helado y pasar el atardecer.

Otro lugar que visitamos fue Twin Peaks, el punto más alto de San Francisco que tiene una vista hermosa pero que es HELADO! yo no tenía chaqueta gruesa entonces sólo logre asomarme y el viento me hizo resguardar en el carro.

Cerramos con broche de oro comiendo con un gran amigo mío que vive allá en un restaurante thai delicioso en Hayes Valley que se llama Lers Ros.

Processed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a5 preset_VDF0012036_VDF0005037_VDF0016Processed with VSCO with kk1 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with kk2 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetIMG_4430Processed with VSCO with g3 preset

Por ahora los dejo por aquí. En la próxima (y última) publicación: Monterey, Big Sur, Santa Bárbara y Los Ángeles.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Un viaje por la costa oeste de Estados Unidos parte 2

Retomando la publicación de la primera parte de este viaje, continúo con nuestro recorrido.

PORTLAND Y LA COSTA DE OREGON

El camino de Seattle a Portland es muy bonito, se ven muchos de los bosques de Oregon que mencioné antes, y también muchos cultivos y granjas que no me dejan de descrestar por su extensión y porque son muy tecnificados.

Portland es una ciudad chiquita partida en dos por el río Willamette, llena de ciclorutas, y, en los últimos años se ha convertido en el lugar al que escaparon muchos artistas y creativos de San Francisco después de que el boom de internet y el Silicon Valley convirtieran a SF en una de las ciudades más caras de EEUU para vivir. Por esta migración reciente, la ciudad tiene una personalidad como muy indie y al mismo tiempo medio hippie que la hace muy especial: las tienditas, la cultura ecológica, el civismo, todo es como tranquilo y a un ritmo más lento.

Lo primero que hicimos fue ir a desayunar a Cafe Broder, un restaurante sueco IMPERDIBLE que queda en el barrio de Hawthorne. Hay que llegar con tiempo y paciencia porque hay fila (nosotros llegamos a las 8:30 y no tuvimos que esperar nada pero después había una fila largota) y probar las aebels que son como unas bolitas de masa de donut con azúcar pulverizada, que, como dijo la persona que me recomendó el lugar: saben a niño dios. Los crepes de papa son espectaculares y el sanduche de huevo en cacerola es como para soñar con él.

Con la barriga llena y el corazón contento, nos fuimos a dar vueltas por el barrio que es muy lindo, de nuevo, como en Seattle, las casitas tienen sus jardines con plantas silvestres y como es una ciudad un poco más hippie, sofás en los balcones, y todo tipo de curiosidades intercaladas con edificios de arquitectura moderna que combinan materiales y texturas.
En este barrio también, por petición mía, visitamos Jackpot Records, una tienda de vinilos buenísima en la que terminé haciendo amigos que al final me regalaron una camiseta con el logo para que haga propaganda en Medellín : )
Hay que tener en cuenta que en Oregon no hay impuestos entonces es el lugar para hacer las compras.
La siguiente parada fue Washington Park, específicamente dos lugares que teníamos muchas ganas de ver y que superaron todas nuestras expectativas: el jardín de rosas y el jardín japonés que están uno frente al otro. Valen mucho la pena, los dos y probablemente explorar más el parque porque es muy bonito.

Después del parque fuimos a visitar otro tipo de paraíso: Powell’s city of books: una librería de una cuadra completa con más de 3 pisos en la que uno se puede perder una semana entera  y no aburrirse un minuto. Sobra decir que se nos fueron volando las horas en este lugar. Queda en un barrio que se llama Pearl District que también está muy bien para caminar, tiene tiendas muy lindas y buenos restaurantes.

Rematamos el día viendo el atardecer en el parque lineal frente al río y dando una caminada hasta que nos espantó el viento y nos fuimos a dormir.

_VDF0577015_VDF0505014_VDF0497Processed with VSCO with kk1 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a5 presetProcessed with VSCO with a6 presetIMG_3935
Processed with VSCO with kk1 presetProcessed with VSCO with c1 presetProcessed with VSCO with c1 presetIMG_3985IMG_3960Foto Jul 15, 20 59 53

Al día siguiente salimos temprano para un lugar que encontré por internet y que se convirtió en favorito instantáneo: Cannon Beach, una playa nublada con unas rocas espectaculares en la mitad del mar, llena de piscinitas naturales que tienen todo tipo de seres marinos. Deliciosa para caminar y con buenos restaurantes para almorzar, implicaba un mini desvío hacia el norte pero valió totalmente la pena.

De ahí hacia el sur por la carretera 101 (Pacific Scenic Highway) empieza un despliegue de paisajismo natural de los más impresionantes que he visto: por un lado bosques de pinos interminables, por otro lado: riscos y playas nubladas a ratos y soleadas a ratos, y por un tercer lado dunas de arena con parches de árboles y un pastico verde fosforescente muy especial. Muchas oportunidades de hacer senderismo aquí, todos los caminos están marcados y deben ser espectaculares, nosotros no los hicimos por tiempo y porque estaba en paseo con papás pero  ¡es un motivo para volver!

Toda la carretera tiene puntos para parar a admirar el paisaje y a pesar de que se estaba oscureciendo tarde, nos tocó de noche una parte del camino que hizo que me diera FOMO de lo que me estaba perdiendo.
La primera noche de este tramo Portland – San Francisco la pasamos en un pueblito chiquito que se llama Florence, y la segunda ya fue en California en otro pueblito que se llama Eureka.

016_VDF0508017_VDF0525018_VDF0549019_VDF0553020_VDF0599021_VDF0629022_VDF0635023_VDF0638024_VDF0639025_VDF0648026_VDF0658027_VDF0660028_VDF0675029_VDF0700030_VDF0749031_VDF0759

Por hoy dejo aquí, en la próxima publicación hablaré de mi lugar preferido de todo el viaje y de mi querida San Francisco.

2 comentarios

Archivado bajo Viajes

Un viaje por la costa oeste de Estados Unidos parte 1

Hace un par de semanas llegué de un viaje por la costa oeste de Estados Unidos, saliendo desde Seattle, pasando por Portland, la costa de Oregon, Redwood National Park, el norte de California, San Francisco, Yosemite National Park, Monterey, Big Sur, Santa Barbara y Los Ángeles.

Quiero compartir de nuevo en este blog, no sólo las fotos y la experiencia, sino principalmente la parte logística porque es un viaje tan tan bonito que creo que para todos los que les gusta la naturaleza es obligatorio.

El vuelo desde Colombia es largo, con varias escalas, pero la verdad no me pareció tan tan grave. Nosotros lo hicimos tomando Medellín-El Salvador-Los Ángeles- Seattle. Siempre son como 20 horitas de paseo, pero desde que uno tenga libro, o iPad o pastillas para dormir, no hay ningún problema.
LAX el aeropuerto de Los Ángeles es un poco como la ciudad…CAOS, entonces es recomendable dejar un tiempito largo para la conexión, unas 2 ó 3 horas mínimo.

Alquilamos un carro en Seattle, hay que asegurarse de que sea un carro cómodo porque son muchos tramos algunos muy largos y se pasa mucho tiempo en el carro. Nosotros alquilamos un Toyota Rav4 blanco que bautizamos “Stormtrooper” (si, en esta familia todos somos nerds)
El “drop off” en Los Ángeles puede ser un poco costoso pero vale toda la pena del mundo para podérselo tomar con calma y parar donde uno quiera, sobre todo cuando “uno” es fotógrafo y grita en la mitad de una curva “foto, foto, foto”.

Los hoteles los fuimos reservando sobre la marcha, excepto los de las ciudades más grandes en las que nos quedábamos más de un día. Léase: Seattle, Portland, San Francisco, Yosemite y Los Ángeles que los reservamos con anticipación en Colombia. Esto es importante dependiendo de la fecha del viaje, como nosotros viajamos en el pico de las vacaciones de verano (Julio 11 a Julio 28) entonces es mejor tenerlos desde antes.

Creo que es fundamental tener datos en el celular, yo personalmente compré 40 dólares de datos en TMobile que me duraron todo el viaje y nos ahorraron pagar el GPS del alquiler del carro (usé Google Maps todo el tiempo) y que además nos sirvieron para saber dónde estábamos, encontrar restaurantes recomendados, llamar a confirmar reservas, en fin, todas las cosas maravillosas que hace el internet.

Entrando entonces en materia arranco con un mapa del recorrido que hicimosCaptura de pantalla 2016-08-10 a las 3.46.38 p.m.

En el viaje íbamos mi papá, mi mamá y yo. Mis papás, al igual que yo, son enfermos por la naturaleza así que estos artículos van con carga agrandada de parques, viveros, y paisajes bonitos…Si de pronto están buscando recomendaciones de compras y parques de diversiones, no las van a encontrar en este blog porque este viaje lo hicimos exclusivamente enfocado a la naturaleza, a ritmo de papás de más de 65 años (que es como mi edad mental).

Después de la aclaración, empiezo entonces por el principio, que, como dice la Novicia Rebelde, es un buen lugar para empezar.

SEATTLE

Processed with VSCO with f2 preset

Esta ciudad me encantó! es como tranquila, limpia, los andenes son anchos, ricos para caminar, la gente es muy amable, el centro es muy bonito y los barrios residenciales tienen unos jardines hermosos.

El primer día estábamos sin carro y decidimos recorrer todo lo turístico del centro: El Spaceneedle (la torre emblemática de Seattle que fue construida para la feria mundial de 1962), montamos en el monorriel que también lo hicieron para la feria, y yo entré al EMP Museum a ver una exposición sobre Nirvana que me encantó.

También fuimos al Pike Place Market, un lugar muy lindo pero MUUUUY turístico que vale la pena visitar. Allá almorzamos en un lugar delicioso que se llama Seatown seabar and rotisserie (uno de los restaurantes del chef local Tom Douglas, que es un genio, fuimos a 3 de sus restaurantes y todos fueron excelentes). Recomendado el BLT de cangrejo, el clam chowder y sobre todo el ceviche de cangrejo…ña-mi. El postre fue un pastel de mazapán delicioso de la panadería rusa Piroshky Piroshky (me encanta decir este nombre) que estaba delicioso.

Además de lo obviamente turístico, el centro de Seattle es muy caminable, hay muchas tiendas bonitas, todas las oficinas de Amazon.com, y muchas curiosidades hippies para mirar por ahí y tomársela con calma.

Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with c1 presetProcessed with VSCO with a6 preset

El segundo día reclamamos nuestro carro y nos fuimos directo al que se convertiría en mi lugar favorito de esta ciudad: Volunteer Park en el barrio de Capitol Hill (que además es donde yo quisiera vivir si viviera en Seattle), entramos al Volunteer park conservatory que es un invernadero con la exhibición de cactus y suculentas más linda que he visto y muchas carnívoras que me encantan! En este parque se puede quedar uno toda una mañana caminando y admirando todo el paisajismo que es hermosísimo.

Salimos del parque para dar una vuelta por Capitol Hill: Recomendada una tienda que se llama Glasswing que es hermosa, un mercadito con restaurantes que se llama Melrose Market, la librería Elliott Bay Book Company, el maravilloso restaurante Oddfellows y, para los que les gusten los discos de vinilo, justo al frente de Oddfellows queda Everyday Music que está muy bien.

Después de Capitol Hill nos fuimos a caminar por otro barrio hermoso que se llama Ballard, era un antiguo pueblito de pescadores que se está volviendo desde hace unos años, el barrio como independiente y muy de moda de la ciudad, está lleno de tienditas, restaurantes, bodegas viejas y muelles.
Visitamos los Ballard Locks, las exclusas que permiten el paso de los barcos del lago al mar y la Fish Ladder que es un escalera construida para que los salmones puedan pasar al lago a desovar en el verano, entonces uno los ve ahí saltando y subiendo la escalera.
El almuerzo fue en Delancey vuna pizza que me recomendaron por todas partes y con toda la razón, es deliciosa!!!

También en Ballard visitamos el parque Golden Gardens que es una playa al lado de un bosque súper linda y deliciosa para caminar.

Terminamos el día montados en un ferry hacia Bainbridge Island que tiene una vista hermosa del centro de Seattle y nos comimos unos helados muy ricos en Mora.

004_VDF0266005_VDF0270006_VDF0285007_VDF0287008_VDF0302009_VDF0323003_VDF0257002_VDF0256001_VDF0254Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with hb2 preset012_VDF0369011_VDF0364010_VDF0354

IMG_3857Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with g3 preset013_VDF0418IMG_3820

Al día siguiente dejamos Seattle y por recomendación de varios amigos locales fuimos a visitar Snoqualmie Falls.  Alrededor de la ciudad hay muchos lugares para ir a caminar y hacer senderismo, pero como yo estaba en modo paseo con papás tenía que escoger algo menos difícil y estas cascadas son perfectas porque tienen un sendero de 1 km que es todo en bajada. Al final del sendero mis papás me esperaron y yo volví a subir y los recogí en el carro. Las cascadas son muy lindas y la bajada por los bosques vale mucho la pena. En general en cualquier parte de Oregon que uno se baje del carro va a encontrar un bosque hermoso a menos de 400 mts, es una maravilla!

Processed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with c1 preset

Por ahora los dejo con esta primera parte del viaje. Espero que les sirva para planear el suyo! cuéntenme si si!

 

Deja un comentario

Archivado bajo Viajes

Viaje a Islandia en carro casa VI: Stykkishólmur, Kirkjufell, Arnastapi y Reikiavik

DÍA 9: STYKKISHÓLMUR, KIRKJUFELL Y ARNASTAPI Al levantarnos vimos que el clima seguí lluvioso, así que nos la tomamos con calma esperando a ver si mejoraba. Apenas paró de llover fuimos a dar una vuelta por Stykkishólmur, subimos al faro que queda sobre un peñasco grande y desde la parte de arriba se ve el otro lado del fiordo que es la parte sur de los Westfjords. IMG_5538 IMG_8181 Volvió a empezar a llover y para refugiarnos fuimos al Museo de los Asentamientos que estaba recomendado en Lonely Planet, pero que la verdad, no vale la pena! es un museo con una audioguía que va contando la historia pero es muy lento y, no muy interesante o profundo en la historia del país que era lo que queríamos conocer. Después del museo salimos a pesar de la lluvia en el carro a darle la vuelta a la península Snaefellness. Lo primero que vimos fue el monte Kirkjufell que es muy bonito, es una montaña volcánica al lado del mar con una punta muy angosta que tiene una buena posibilidad de hiking. Recomendación! En esta península son escasas las estaciones de servicio así que lo ideal es llegar con el tanque lleno, o si ven alguna por ahí llenarlo. IMG_8159 IMG_8161 Pasamos al lado de Snaefelljökull que es un volcán y glaciar que en los días despejados se ve desde Reikiavik y que además es el lugar del que, en el libro de Julio Verne, los protagonistas emprenden el “Viaje al centro de la tierra”, pero desafortunadamente estaba tan nublado que no lo pudimos ver : ( La siguiente parada fueron los hermosos arcos de piedra de Arnastapi que es otro pueblito pequeño pero que tiene un camino que va desde el puerto hasta la entrada del pueblo bordeando la costa que tiene unos acantilados impresionantes con unas formaciones rocosas en forma de arcos llenas de nidos de gaviotas! Incluso con el mal clima, es un lugar mágico, los arcos iban apareciendo entre la neblina y el sonido de las gaviotas con las olas del mar es muy bonito. Otro de los lugares que llevaré para siempre conmigo. IMG_2923 IMG_8273 IMG_8256 IMG_8242 IMG_8204 IMG_8200 IMG_8188 IMG_8176 Después de conversarlo un rato, decidimos irnos a Reikiavik ese mismo día, el clima estaba empeorando y ya estábamos un poco cansados, así que reservamos un apartamentico en  Downtown Reykjiavik Apartments que lo recomiendo totalmente porque es muy ordenado, limpio y bien ubicado.  Allá llegamos por la tarde a lavar ropa y a descansar. DÍA 10 Y 11: REIKIAVIK Es muy raro después de estar 10 días en el campo viendo paisajes y durmiendo en campings volver a la ciudad. Nos despertamos y después de un buen desayuno salimos a caminar por Reikiavik que es una ciudad relativamente pequeña y que tiene dos calles principales (Laugavegur y Skólavörðustígur) están llenas de restaurantes y almacencitos que tienen objetos de diseño escandinavo que son muy lindos, pero como todo en Islandia, muy muy caros! así que muy rico para mirar, no tanto para comprar. Recomendación! el especial de almuerzo en el restaurante Snaps! que es muy muy rico por un precio razonable. Otro lugar lindo para visitar es el puerto viejo de donde salen todos los tours para ver ballenas y puffins, ahí cerca está Baejarins Beztu Pylsur que literalmente traduce: “El mejor perro caliente del lugar” que tiene una salsa secreta que es deliciosa! Me acabo de dar cuenta de que había olvidado hablar de los perros calientes! son muy populares en Islandia, los venden en todas las estaciones de servicio envueltos en tocineta (ñami) y son una alternativa barata para comer de noche cuando no se encuentran buenos restaurantes alrededor. También cerca del puerto está el Museo de Arte Moderno de Reikiavik, que es un edificio muy lindo que era antiguamente las oficinas del puerto, entramos pero las exposiciones no estaban muy buenas excepto por una de Richard Serra que estaba interesante, pero creo que vale la pena ir si se tiene tiempo de sobra y mirando de antemano qué están exponiendo. IMG_2958 IMG_5573 IMG_5576  IMG_8286 Otras cosas que nos gustaron de Reikiavik: El restaurante Apotek y sus deliciosos postres e inusuales preparaciones. El Laundromat Cafe a donde la gente puede ir a lavar la ropa (en el sótano) mientras se come un sánduche o se toma un café. Es un lugar con las paredes empapeladas con mapas, buena música y unos meseros con muy buena onda. La verdad, el último día que nuestro vuelo salía a la 1 de la mañana, ya no sabíamos que más hacer! con un día es más que suficiente para la capital, si hubiéramos tenido el tour a Landmannalaugar como estaba planeado nos habrían dado los días justos. Con esto termino esta crónica del viaje a Islandia en carro casa. Espero que le sirva a futuros viajeros que como yo, sueñen con conocer esta tierra de volcanes y glaciares que parece sacada de una película de ciencia ficción. Puedo decir sin miedo a equivocarme que este viaje ha sido el mejor que he hecho hasta ahora, por el lugar, la forma de hacerlo con el carro casa y la maravillosa compañía de mi familia! IMG_5602

Deja un comentario

Archivado bajo Islandia, Viajes

Viaje a Islandia en carro casa V: Krafla, Akureyri, Ytri Vik, Siglufjörður y Ólafsfjörður

DÍA 7: KRAFLA, AKUREYRI Y YTRI VIK

Nos levantamos renovados después de una noche silenciosa a la orilla del lago y antes de irnos, le dimos una vuelta al lago mirando el paisaje y admirando la gran cantidad de patos que viven en el. Y de ahí seguimos a visitar Krafla, el nombre con el que se conoce toda la zona geotérmica cercana al lago (que también incluye Hverir).

En Krafla hay una central geotérmica que tiene un museíto pequeño y gratuito muy interesante para entender cómo funciona, cómo obtienen la energía a través del calor de la tierra y datos interesantes como que con esta planta se puede abastecer el 90% de la de energía de Islandia (WOW!).
Después de darnos una vuelta seguimos caminando por la zona que está llena de pozos de perforación cubiertos con unos iglús rojos y tuberías de todos los tamaños que le dan un aspecto que es un poco como de juego de video!

IMG_8034 IMG_8040 IMG_8043IMG_2870

En esta zona está el cráter Viti otro de esos paisajes únicos de Islandia por el colorido del agua, el suelo naranja, las sales y minerales que hacen que la superficie se vea como congelada, y la caminada alrededor que permite ver el lago, montañas nevadas y el paraje desértico de la zona geotérmica desde un solo lugar! Muy muy recomendado visitar este sitio.

IMG_8049 IMG_8058 IMG_8063 IMG_8067 IMG_8075 IMG_8095 IMG_8120

Una vez terminada nuestra caminata, tomamos rumbo occidente hacia Akureyri, la segunda ciudad más grande del país que tiene una población de 17.000 habitantes (ternurita). Es una ciudad pequeña, al lado de un fiordo hermoso, con un par de calles comerciales en donde se encuentra todo lo que hay para ver.
Almorzamos en un lugar muy rico que se llama La Fábrica de Hamburguesas (Íslenska Hamborgarafabrikkan) que la recomiendo porque tienen muchas preparaciones y unas papas deliciosas..Ojo! los platos son ENORMES!

IMG_5471 IMG_7476 IMG_7479 IMG_8134

Dimos un par de vueltas por la ciudad y salimos hacia el norte a dormir en el único hotel que teníamos para todo el viaje (lo reservamos en la mitad del paseo porque pensábamos que podíamos estar cansados del carro casa, aunque no era así estuvo bien tener baño privado una noche), se trataba de la Ytri Vik Cottages un lugar que había recomendado uno de los blogs que yo leí antes del viaje y que es absolutamente espectacular! Son 5 cabañitas al lado de un fiordo, cada una con su jacuzzi privado, y para estándares islandeses, para nada caro! sobra decir que nos metimos felices al jacuzzi y dormimos como bebés!

IMG_2886IMG_8107

DÍA 8: SIGLUFJÖRÐUR, ÓLAFSFJÖRÐUR Y LLEGADA A STYKKISHÓLMUR

Este día nos la tomamos con mucha calma porque teníamos la cabañita para prepararnos un desayuno delicioso y disfrutar y descansar.
Salimos más o menos al medio día hacia Siglufjörður un micropueblito pesquero en el norte de Islandia que antes estaba totalmente aislado porque no se podía llegar sino por una tortuosa carretera. Esto cambió hace algunos años que construyeron un túnel que lo comunica más fácilmente con el resto de la isla y con el vecino pueblo de Ólafsfjörður.

Estando en el pueblo buscando dónde almorzar nos encontramos con una bodega pintada de colores y con números en la fachada que nos pareció muy linda. Mi papá y yo pedimos que paráramos para tomarle algunas fotos y al acercarnos nos dimos cuenta de que era un museo…EL MUSEO DEL ARENQUE! si, ya se que no suena para nada atractivo pero resulta que Siglufjörður fue uno de los principales lugares de pesca y procesamiento de arenques a principio del siglo pasado y la ciudad era mucho más grande e importante en esa época! por motivos desconocidos, los arenques dejaron de pasar por Siglufjörður y el pueblito se volvió vacío y mucho menos poblado, pero construyeron un museo del arenque para conmemorar la época de la bonanza que de verdad, vale la pena visitar! está muy bien montado y es muy bonito, son 3 casas en las que explican todo lo relacionado con la pesca, venta y procesamiento del arenque.

Después del museo almorzamos en un lindo restaurante en el puerto que se llama Kaffi Rauðka (Café Rojo) porque su vecino del lado Hannes Boy, que estaba muy recomendado en Trip Advisor y que es de los mismos dueños, estaba cerrado. Pero la comida estuvo rica y de nuevo con muy buenas porciones. Venden una sopa deliciosa que es el plato emblemático del restaurante que vale la pena probar.

IMG_8118 IMG_8165IMG_2444

Pasando por otro túnel llegamos a Ólafsfjörður otro pueblito pesquero parecido a Siglufjörður, la verdad no tiene nada muy especial pero es interesante pasar por el túnel y el paisaje alrededor, como todos los de Islandia, es hermoso!

En este punto teníamos que tomar una decisión: Visitar los Westfjords (Fiordos Occidentales) que son el lugar más despoblado de la isla pero que dicen que son hermosísimos, (son lugares ideales para hiking y trekking) o seguir hacia la península de Snaefellnes que queda justo arriba de Reykiavik y sumarle un día a la capital.
Como nos quedaban 3 días de viaje, M insistía en que quería estar más de un día en Reikiavik, G estaba también cansado de manejar tanto tiempo, no sabíamos el estado de las carreteras en los Westfjords, el clima estaba de nuevo nublado y lluvioso y estábamos un poco cansados del paisaje de los fiordos, decidimos saltarnos los Westfjords porque era un desvío de casi 300 kms (que fue afortunado porque nos hubieran cobrado 900 euros adicionales en el carro casa) y tomar rumbo a Stykkishólmur en la península de Snafellnes que fue donde dormimos esa noche en el camping de la ciudad después de uno de los tramos más largos en carretera, estuvo pesado porque hubo mucho de carretera despavimentada, y como mencioné antes el ruido de la vibración de las cosas es fuerte y además con el mal clima estaba muy dura la manejada así que el pobre G llegó una vez más listo para la camita.

Deja un comentario

Archivado bajo Islandia, Viajes

Viaje a Islandia en carro casa IV: Vatnajökull, Höfn, Seyðisfjörður, Borgarfjörður Eystri, Dettifoss, Hverir y Lago Mývatn

DÍA 5: VATNAJÖKULL, HÖFN, Y SEYÐISFJÖRÐUR

Al día siguiente nos levantamos y nos comimos un buen desayuno para llegar al punto de encuentro de Glacier Jeeps la empresa que reservamos para hacer el paseo en moto de nieve sobre Vatnajökull.
Ellos nos prestaron un enterizo que es impermeable y que por dentro está forrado con peluche para mantenerlo a uno caliente (para efectos de practicidad lo bautizamos “piyama de wookie”, los fans de Star Wars entenderán). También tienen zapatos impermeables que son absolutamente necesarios.

Son un poco toscos y su inglés no es el mejor pero el paseo es de lo mejorcito. Primero se sube en un super jeep ( cuando dicen súper es súper de verdad, ver foto) por una carretera que pasa por una represa y que tiene una vista sobre el mar absolutamente hermosa. Por primera vez el día estaba totalmente despejado y el sol hacía que el agua brillara con varios tonos de azul.
Después de llegar al borde del glaciar, nos pasaron a un vehículo de nieve que bautizamos como “la oruga” y en oruga nos fuimos hasta el medio del glaciar en donde nos esperaban nuestras motos de nieve.

IMG_7683IMG_5286IMG_7643L1030134

El paseo dura dos horas y hay paradas para tomar fotos y disfrutar del paisaje que es absolutamente perfecto, son dos personas por moto de nieve y ellos hacen una pequeña introducción para que uno lo aprenda a manejar (que no fue el caso de R que iba de conductor del nuestro y quedó atrapado en unas huellas de jeep en la nieve resultando en que salió disparado de la moto y aterrizó de cara sobre el glaciar).
Recomendación! a este tour no hay que llevar chaqueta porque con el enterizo que ellos prestan es suficiente, pero si es fundamental llevar bufanda o cuello de esos abrigados porque el frío se mete por el pecho al andar en la moto. Sobre todo cuando uno es chiquito y el enterizo le queda gigante como fue mi caso. También es fundamental llevarse unos buenos guantes porque ya sea manejando o de pasajero las manos no pueden ir al bolsillo de la chaqueta.

L1030147 L1030138   IMG_7665 IMG_7664  IMG_5333 IMG_5300

Volvimos al punto de encuentro medio congelados pero muy felices y nos fuimos rumbo a Höfn otro pueblito reconocido por ser la capital de la langosta en Islandia, aunque, como decían los indignados españoles en Trip Advisor, no son realmente langostas sino cigalas, algo intermedio entre un gran langostino y una langosta pero que independiente del nombre, sabe exquisito. Almorzamos en un lugar que se llama Humarhöfnin Veitingahús y que para mí fue la mejor comida de todo el paseo así que lo recomiendo a ojos cerrados! ñami!

IMG_5336 IMG_7987 IMG_7988

Después de nuestro banquete caminamos por el pueblo que tiene dos calles y un puerto lindo y seguimos nuestro camino hacia los fiordos orientales. Fue en este camino en donde vimos por primera vez renos al lado de la carretera! los que me conocen saben que soy enferma por los animales así que sobra decir que casi hago morir todos del susto con el grito apenas los vi ahí al lado.

IMG_7717 IMG_7752

Aquí nos desviamos de la carretera principal para adentrarnos en una más solitaria y pequeña que va sobre las montañas y baja de nuevo al fiordo de Seyðisfjörður. Es una carretera hermosa, cubierta de nieve a lado y lado inclusive en el verano y con una vista muy bonita sobre el pueblito, el fiordo y las montañas que lo rodean.
Este fue uno de los trayectos más largos del viaje, cuando llegamos al camping, el pobre G estaba muy cansado de manejar así que si no son muy de carro la recomendación es dormir en un lugar más cercano a Höfn.  También es necesario recalcar aquí que en este trayecto no hay muchas estaciones de servicio, así que si ven una, asegúrense de llenar el tanque.
La carretera que lleva desde el Ring Road hasta el pueblo es muy curvosa y tiene trayectos semi despavimentados entonces hay que andar con cuidado para proteger el carro y algo en lo que uno no piensa es que el carro casa tiene un montón de cosas atrás (cubiertos, ollas, equipaje, etc) que con la vibración de una carretera sin pavimentar hacen un ruido ensordecedor que puede no ser molesto durante 30 minutos pero que después a mi personalmente me obligó a ponerme audífonos con música.  Entonces algo para tener en cuenta antes de adentrarse por pequeños caminos.

IMG_7761 IMG_7769 IMG_7773

Esa noche dormimos en el camping de Seyðisfjörður que también tenía electricidad para el carro y pero cobraban 100 coronas por cada 3 minutos de agua caliente para ducharse, y no sólo eso, uno los paga pero el agua sale tibia!! en todo caso es el único camping que hay en el pueblo, así que tocó bañarse con agua tibia!
El pueblito está lleno de casitas de colores y es lindo caminar alrededor del agua que tiene en el centro, una caminada de unos 20 minutos. Comimos en un restaurante delicioso justo al frente de la iglesia del pueblo que se llama Hotel Aldan.

IMG_7778 IMG_7780 IMG_7786 IMG_7796

DÍA 6: BORGARFJÖRÐUR EYSTRI, DETTIFOSS, HVERIR Y LAGO MÝVATN

Desde que empecé a planear el viaje con G insistí en que tenía que ver puffins o frailecillos. Son unas aves que medio parecen un pingüino pero que vuelan y que tienen un lindo pico de colores. Así que cuando leí que describían a Borgarfjörður Eystri en la guía Lonely Planet como “puffin galore” (algo así como “el festival de los puffins”) no dudé en que ese era el lugar para visitar.
De Seyðisfjörður a Borgarfjörður Eystri hay que hacer un recorrido largo porque hay que volver a la carretera principal y tomar otra que se vuelve y se sube por las montañas hacia la costa. El pueblo en si no tiene mayor encanto pero la carretera bordeando el mar es muy bonita y más allá del pueblo (a 7 kms) está el puerto en donde están las rocas en donde viven los puffins, no es “puffin galore” como decían en la guía pero alcanzamos a ver varios y son hermosos así que ese objetivo quedó cumplido. Dato que me pareció lindo: Puffin en Islandés se dice “Lundi”.

IMG_5357 IMG_7797 IMG_7801 IMG_7802 IMG_7822 IMG_7841 IMG_5380IMG_7851 IMG_7862 IMG_7868

Volvimos a la carretera 1 y tomamos rumbo a Dettifoss una cascada enooooorme que queda en medio de un paisaje que es muy parecido a lo que uno se imaginaría que es Mordor en El Señor de los Anillos: un gran cañon con un río rodeado de montañas hechas de lajas de piedra.
La cascada está más o menos a unos 20 minutos caminando del parqueadero y además de ser imponente y caudalosa, tiene al frente unas placas de hielo (o tenía en ese momento) manchadas con ceniza volcánica que mezcladas con el agua que salpica la cascada se veían (a través de mi cámara) como de otro planeta.
El paraje rocoso dio para que M y R se devolvieran para el carro jugando a saltar de piedra en piedra sin tocar el piso.

IMG_7952 IMG_7956 IMG_7960 IMG_7968 IMG_5430IMG_7973 IMG_7978

De nuevo en nuestro carro casa anduvimos hacia el lago Mývatn que traduce literalmente “Lago de las moscas” y que le hace justicia a su nombre porque hay muchos muchos mosquitos, aunque sólo una especie pica. Lo bueno de los mosquitos es que atraen todo tipo de patos que se ven en el lago.

Primero paramos en los baños de Mývatn (Jarðböðin) otra laguna termal mucho más chiquita y menos lujosa que The Blue Lagoon pero también mucho menos concurrida y con una vista hermosa del lago. Nada mejor para recargar las pilas! la entrada es más barata que la de The Blue Lagoon y se compra directamente en los baños.

IMG_5433 IMG_5438 IMG_8096

De camino al camping nos encontramos con un lugar en el que el suelo es naranja y sale humo de la tierra! es la zona geotérmica de Hverir que es diferente a las otras que visitamos porque está llena de agujeros con lodo burbujeante que liberan humo que huele, bueno, a huevo.. pero que es muy interesante por su colorido y lo extraño de todo el lugar.

IMG_2845 IMG_2847 IMG_2848 IMG_2849 IMG_2850 IMG_5419 IMG_8086

Esa noche dormimos en el camping del lago que es muy bonito porque es justo en la orilla y ver el atardecer, o anochecer porque el sol se esconde más o menos a las 12 de la noche, es una  experiencia increíble.

IMG_5451 IMG_7991 IMG_8004 IMG_8009 IMG_8015 IMG_8102

Deja un comentario

Archivado bajo Islandia, Viajes